sábado, 5 de julio de 2008

El sol siempre está


Como bien dice el encabezado del blog, mi idea no es ir solamente contando relatos de viaje sino también ideas que me surjan, y "voladuras varias". Este es el caso de un comentario, de algo que estoy sintiendo últimamente.

Resulta que a causa de mi exceso de peso decidí hace unas semanas salir a correr por el barrio donde vivo en San Salvador. El barrio es hermoso (Cumbres de Cuscatlán) por las casas que tiene, pero más lindo aún por el entorno de montañas y volcanes que lo decoran.

Salir a caminar por ahí en horarios no muy calurosos me hizo empezar a disfrutar más el sol, cómo se refleja en las nubes y lo lindo que son los atardeceres.

Los viajes en micro que me hacen madrugar o me encuentran en la ruta a las 5.00 AM me están haciendo presenciar muchos amaneceres, y el tiempo que estoy pasando en las playas me está permitiendo contemplar muchas puestas del sol también. Qué placer.


CADA amanecer o atardecer que presencio, me emociona. No digo que me haga llorar, pero sí que saque lo más lindo de mí. Me surge como un espíritu de celebración y contemplación a la vez. Ver el sol medio anaranjado, iluminando por unos minutos de manera diferente a que lo hace el resto del día, me resulta conmovedor. Una de esas veces advertí que en realidad TODOS los días, en TODAS las partes del mundo, la vida nos regala 2 de esos momentos para disfrutar. No es privilegio de los viajeros, ni de los que viven frente al mar. Es oportunidad que nos dio Dios a todos, de poder detenernos a observar la belleza del sol saliendo o poniéndose cada día. Hasta en Bs As, me acuerdo de detenerme a observar el amanecer subida al tren San Martín. Me cambiaba la jornada, me hacía empezar la mañana de otra manera (y enfrentar el caos ferroviario, también)

Es gracioso que a veces recordemos que "atardece" sólo cuando logramos detenernos a observar el atardecer...aunque si uno quisiera podría verlo todos los días; podría todos los días reservarse un tiempo para ver esa maravilla que Dios nos regala a diario para recordarnos que existe, que el ser humano es pequeño y limitado frente a tanta hermosa creación y naturaleza, y que así como cada vez que el sol se acuesta se lleva consigo las preocupaciones de ese día, cada vez que sale trae consigo la oportunidad de empezar un día nuevo. Un día donde dejemos algo que nos hace mal, retomemos el ejercicio, llamemos a alguien que no vemos hace tiempo, mejoremos en nuestro trabajo o relación, o hasta decidamos por fin emprender un sueño que tenemos guardado hace tiempo. Como el de viajar, por ejemplo.

Dice la Biblia que las misericordias de Dios son nuevas cada mañana, es decir que no importa lo que hayas hecho ayer, cada vez que el sol sale, cada vez que amanece, Dios te renueva su gracia y te otra oportunidad. Eso es cada día...hoy y todos los días.

Dice una frase de Dante Alighieri "Recordá que este día no volverá a amanecer"...y también me encanta. Me recuerda que este día no va a repetirse, que mejor no deje para mañana lo que pueda hacer hoy; sobre todo si se trata del disfrute, el compartir, el ayudar o hacer algo por estar mejor.

Muy cursi o empalagoso esta vez mi comentario? Puede ser, pero ya tendré otra oportunidad, otro día amanecido, de hacerlo mejor.


"Los cielos cuentan la gloria de Dios,
el firmamento proclama la obra de sus manos."

Salmos 19.1 La Biblia

7 comentarios:

Gimena dijo...

Hola Magui! Como estas?

Que hermosas tus palabras!
Yo soy re flashera con el sol tambien!!
Es hermoso todo lo que estas pudiendo vivir y descubrir no solo en america sino en tu interior y acerca de Dios!!!
Fuerzas, no estas sola!! Aquel que hace que el sol salga y tambien se ponga esta con vos!!
Te quiero!
Seguimos en contacto!!
Besos!

Gimena (desde la ofi de Especialidades Juveniles)

Anónimo dijo...

¡Hola Maguilín! Un breve saludito luego de leer tu blog.
Besos.
PD: ¿Te acordás de la familia Chorizo? :)

Mariano Pineda

Vicky dijo...

Siempre miro los cielos, esté de viaje o saliendo del trabajo un día común, es algo que me llamó siempre la atención, me encanta el sol y me encanta ver sobre todo como van mutando las nubes. besos magui!

Ernesto Schutz dijo...

Muy conmovedor. Hermosas palabras

Anónimo dijo...

Hola encantador tus comentarios la verdad que estabas recargada de inspiración y creo que quedo espectacular

Tulo dijo...

Justo te conectaste y te dije todo lo que queria.

El sol es lo mas grande que hay. Está muy bueno disfrutarlo y flashear con todo lo importante que es.

Te quiero nena, besote.

Anónimo dijo...

Es hermoso lo que pones en tu blog... no te conozco pero siempre lo leo... Y ahora que veo lo que escribiste sobre el sol... no puedo evitar comentarte algo... Leiste sobre la teoría de los Dioses Solares?... es una teoría atea... que explica como figura de Jesús y de varias de las divinidades mas importantes de la hitoria de las religiones, son en realidad metáforas del sol... que da vida a todos los seres de la tierra como protagonista de nuestra naturaleza... Bueno era eso, espero no incomodarte con mi comentario, saludos...