lunes, 24 de marzo de 2008

Sin comentarios

Hola a todos, como andan? Yo muy bien ya, en Honduras en una visita relámpago a mi amiga Emily que está viviendo acá. Tengo muchas novedades, cosas que quiero contar… pero interrumpo los relatos para hacer mención a unos comentarios que entraron la semana pasada.

Fui advertida por gente más experta que yo en esto de los blogs, que hay gente que vive de meterse en páginas ajenas para dejar comentarios ofensivos, provocativos, etc., para provocar que otra gente salte a decir algo, como Soldán con la llave. Los anónimos, hayan tenido esa intención o no, en este caso lo han logrado, no? Jajaja muy gracioso ver a mis amigos y familia defenderme! (gracias) También me explicaron que sucede más cuando un blog empieza a ser más visitado, o hablás de Dios. Parece que hay personas que por amor al deporte se dedica a estas cosas (se los llama “trolls”). En ese contexto se podríiiiia haber dado lo de los comentarios poco felices del otro día (aunque tal vez no, tal vez fue alguien que ¨¨de buena fe¨¨ sintió que podía aportar), que a decir verdad me tuvieron un poco mal por sentirlos injustos y de parte de gente que no me conoce. Tuve que borrar un par, porque me agredían directamente a mí y no correspondía que los dejara. Esos realmente me lastimaron.

No estuve agregando cosas estos días porque estuve de campamento y porque además, cuando regresé, encontré esas palabras y la verdad es que no sabía bien qué hacer. Al principio me sentí un poco ofendida y como es natural después de una agresión, quería defenderme también atacando. Ya al ratito me di cuenta que justamente si me digo cristiana, lo primero que tengo que hacer es dejar pasar la ofensa. ODIAR LA OFENSA PERO AMAR AL OFENSOR. Eso es lo que hace Dios con nosotros, odia el pecado pero ama al pecador. Que difícil! A veces creo que esas cosas son más difíciles que despojarse de las posesiones (bah, depende de lo agarrado que sea uno, ja). Jesús incluso fue más allá y dijo que cuando te golpean una mejilla, des la otra… PUF que difícil.

Varias personas me aconsejaron que directamente ni contestara… y no voy a hacer eso, pero tampoco voy a explayarme mucho. Saul puso ayer mucho de lo que pienso (que el problema no reside en los bienes sino en el amor a esos bienes) y además, después de todo, estoy usando tiempo de internet y de viaje en Centroamérica que prefiero invertir en hacer algo más.

Lo que quiero decir, es que al menos el primer anónimo me pareció fundamentado e interesante. Si esa persona vuelve a leer el blog (lo hará??), le pido que si le interesa salga del anonimato y me escriba un mail. Me interesa mucho seguir esa conversación pero no por este medio, por el que tengo a mi familia y amigos informados de mis andanzas. Anónimo querido, te sorprenderías de saber que nuestras opiniones no están tan en las antípodas. Tiene sentido lo que decís, y si bien no lo comparto, me acerco más a lo que ponés ahí que a la Teoría de la Prosperidad. Creo que es cuestión de conversarlo, porque además lo que salga de ahí puede servirnos a ambos. Pablo nos recomienda “no se crean los únicos que saben”… y para salir de esa creencia hay que intercambiar opiniones. Mi intención de seguir a Dios es sincera, por lo que todo lo que me acerque más a Él y haga de mi relación con Él algo cada vez más genuino, me aporta. Gracias por haber puesto tu opinión, si honestamente lo hacías para no dejar una verdad a medio decir. En ese sentido nos parecemos mucho… no puedo dejar que alguien diga lo que A MI me parece una burrada, sin yo opinar algo también. Eso estuvo solidario de tu parte, así que muchas gracias. Hubiera preferido otro tono, la verdad… dice la Biblia que hablemos la verdad, y lo hagamos en AMOR.

Y de eso quiero hablar solamente un segundito, sobre todo para mis lectores no evanges que fui recolectando por la vida y el viaje… para que tanta opinión de todos lados no los confunda más (y se convierta DE NUEVO en una discusión sobre el ombligo de Adán).

Personalmente creo que la esencia del cristianismo está en el AMOR, no en la pobreza. Dice la Biblia que esa es la naturaleza de Dios, y que cualquiera que quiera imitarlo, debe AMAR. Pero amar a qué? Y cómo? Lo que amamos, nos define. Donde está nuestro tesoro, está nuestro corazón… por eso hay un peligro enorme en amar las riquezas o cualquier otra cosa que nos haga mal y nos corra de foco.

Cuando Jesús fue consultado sobre cuáles eran los mandamientos más importantes, contestó:

"Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Y segundo: Amarás a tu prójimo como a ti mismo".

Juan dice “El que no ama, no ha conocido a Dios, porque Dios es amor”. Y claaaaaaro que en nuestro amor al prójimo, DEBE que estar incluido el ayudarlo en todo lo que necesite. En el mismo libro Juan cuestiona: “Si alguien que posee bienes materiales ve que su hermano está pasando necesidad, y no tiene compasión de él… ¿Cómo puede decir que el amor de Dios habita en él?” (1. Juan 3.17). Esas partes de la Biblia son de las que me da ganas de agarrar al que está escribiendo y abrazarlo.

La ofrenda que la viuda dejó delante de Jesús, considero que no se la devolvió no porque quisiera que fuera pobre, sino porque estaba complacido en su entrega. Se estaba despojando de todo lo que tenía, y eso la hacía “olor fragante”, adoración genuina. Sabía que dicha entrega iba a ser bendecida y no iban a ser esas 2 monedas de vuelta las que la bendijeran. Del mismo modo, cuando otra mujer se acercó a derramar un perfume muy caro en sus pies (y los de alrededor cuestionaban que por qué mejor no lo vendían y ayudaban a los pobres), Jesús dijo que se hablaría de ella con el paso de los siglos. Jesús estaba complacido con su ofrenda de AMOR.

Pablo dice en 1era Corintios que “…si reparto entre los pobres todo lo que poseo (…) pero no tengo amor… nada soy”.

Realmente no creo que Dios nos quiera pobres. Pero sí nos quiere sencillos, dependientes de él… de su provisión para el pan de cada día y los proyectos que tenemos por delante. Qué diferente sería el mundo (y nuestras vidas) si en vez de tanto acumular para los próximos 3000 años viviéramos un día a la vez! Dios quiere que confiemos en Él porque Él se encarga de cumplir los sueños de quienes lo aman. Pablo realizó muchos viajes predicando, financiados con el trabajo de sus manos. Pasó por todo tipo de situaciones, lo que llevó a decir que se había sabido contentar en lo mucho y en lo poco. A veces siento que eso me está pasando a mí mientras viajo: a veces duermo, me ducho, o voy al baño en lugares que mi mamá temblaría de ver (y eso que es sencilla…), y otras veces puedo disfrutar de que me mimen y bendigan hospedándome en lindos lugares.

Como decía, no creo que Dios nos quiera pobres… pero ricos tampoco: “Es más difícil para un rico ir al cielo que para un camello pasar por el ojo de una aguja” (OJO: ese era un tipo de puerta en las ciudades antiguas… puertas por las que el camello tenía que pasar arrodillado).

Hay un proverbio que me gusta mucho:

"Solo 2 cosas te pido Señor, no me las niegues antes de que muera (…): No me des pobreza si ni riquezas, sino sólo el pan de cada día. Porque teniendo mucho, podría desconocerte y decirte “Y quién es el Señor?” y teniendo poco, podría llegar a robar y deshonrar así el nombre de mi Dios". (En Prov. 30)

Dios no nos quiere pobres… la pobreza y la indigencia son amargas. Creo que todos los que tenemos acceso a este blog jamás hemos experimentado la verdadera pobreza y por eso algunos pueden exaltarla como virtud. La sencillez, sí… pero la pobreza no es ninguna virtud, sino una situación desgraciada. Es triste no tener para comer, no tener para compartir con los demás, o tener por ejemplo acceso a la cultura o educación (por eso debe ser gratuita, pero ese es otro tema en el que no me quiero meter). Conocí a muchas mujeres que no tienen para darle de comer a sus hijos, o un mejor techo, y lloran de amargura. Conocí a una chica de mi edad que estaba prostituyéndose para alimentar a sus hijos en Guatemala… por miedo a que el Estado se los sacara; conocí a una familia prácticamente destrozada porque el padre había dejado Honduras para ir a Estados Unidos como ilegal y había tenido miles de problemas. Conocí a una señora que uno de sus hijos se le murió de una enfermedad que podría haber sido curada a tiempo, por no haber tenido el dinero para llevarlos al médico en El Salvador.

¿Cómo puede ser la pobreza una virtud y cómo puede querer Dios, que nos ama y proveyó para todas nuestras necesidades en la creación, que pasemos por eso? ¿Por qué, entonces, nos pide que demos de todo lo que tenemos para proveerles? Porque no quiere que pasen por eso. Admiro a los primeros cristianos porque ellos no permitían que nadie pasara necesidad.

Y justamente los admiro, porque eso es lo que yo quiero ser… es el tipo de fe a la que ASPIRO. Me cuesta, mucho… no soy perfecta, me mando 2000 mocos de los que no estoy orgullosa y a veces no quiero contarle a nadie. También peco mucho de soberbia, de creerme mil (y claro! Si soy argentina jajaja… na, chistín para mis amigos extranjeros). Mi iglesia, mi familia y toda persona que conozco son pecadoras porque son humanas… y si hablo de estos cristianos no es porque ya sea como ellos, sino el modelo de vida que tengo como norte. Les agradecería que no me escriban recordándome mis pecados o los de otras personas… claro que sé que somos humanos. En eso también reside el amor: en perdonar a quienes ofenden.

Uf! Tengo tantos otras cosas para poner! Pero ya falté a mi objetivo de no adentrarme mucho en la cuestión así que dejo acá. También podría explicar cómo conseguí la notebook, el $ para seguir viajando, mis estudios, etc… pero para qué? Como dije en Año Nuevo… no se trata tanto de qué hemos recibido, sino de qué hacemos con ello. Claro que también se trata de cómo lo hemos conseguido. De eso Flor dijo algo… y la Biblia habla mucho (recomiendo: Isaías 58, Santiago 5).

Un abrazo a todos!!! En seguidita continúo con mis relatos de viaje!

6 comentarios:

Andrea dijo...

Te amo!

Milton! dijo...

Ahí está...

ibu dijo...

Hola maguuu,
Acá estoy literalmente desayunandome con tu post y los comentarios de tu anterior post...ayer escuche tu mensaje en el celu y te intente llamar pero no me pude comunicar...que bronca...en estos días intento de nuevo...me encanto la gorra!!!!! obvio que la llevo a japón...y también la carta... sos lo mas amiga!!!
espero que estés bien y dale una relativa importancia a los comentarios de la gente que no conoces y que no tiene ganas de dialogar sino de ofender, no te preocupes!
Te quiero un montonnn!!!
iiiiiiiii

Jonathan dijo...

Je, ahora leo esto. Ahí si están la verdad y la misecordia!

Magui, grosa!

Anónimo dijo...

ESPERO QUE "LA AUTORA DEL BLOG" APRUEBE UN ¡¡¡TE QUEREMOS MUCHO!!!
CON TODO NUESTRO AMOR
Patri y Facu Quiroga

Vicky dijo...

Que loco, cuando yo era chica los "trolls" no eran mas que esos muñecos enanos con los pelos parados de todos colores jajajaa

No te preocupes Magui, si vos estas feliz y satisfecha con tu decisión, alcanza y sobra, no le estas haciendo mal a nadie asi que segui disfrutando del viaje y subi cosas de eso que me divierto mas jajajaaja

Besotes!!!