lunes, 30 de julio de 2007

Los Rodríguez Pinete: chilangos, pero buena gente.

Como ya expliqué, chilango es el término que se usa para las personas que viven en la capital de México, el DF. No se los quiere mucho en el interior y algo de su fama se la tienen ganada -como los porteños en Argentina. Sin embargo, siempre hay joyitas rescatables y ese es el caso de los Rodríguez Pinete: Elizabeth, Juan padre, Juan hijo, Pepe y Emmanuel.

Ellos me recibieron primero a mí y después a Eli cuando se sumó. Los padres, para que durmiéramos en la misma habitación, nos dejaron su cama...SU CAMA! Por 10 días! Yo no quería, pero si no la tomábamos se ofendían. Elizabeth y Juan están por los 60 años, y durmieron en el piso todo ese tiempo para que estemos bien. Así de grande es el amor de esta familia. Tienen 3 hijos y 1 nieta. Con 2 de los hijos pasamos más tiempo.

Pepe fue el que ofreció la casa cuando escuchó que iba a estar de paso por DF, es amigo de Isaac. Me paseó por todos lados los 3 días q estuvo en la ciudad, y después tuvo que viajar pero nos dejó en manos de su madre y hermano: nos trataron genial también!


Nuestra rutina en la casa era desayunar con Elizabeth (con clases de Biblia incluida, no pierde oportunidad de hablar de Dios), salir a pasear por la ciudad, y volver a la noche para cenar o salir con Emmanuel, que trabaja hasta tarde. Unos días a nuestra rutina se sumo Isaac, que estaba por DF de vacaciones...a el también lo hospedaron!


Acá estamos los que viven en la casa, con Eli e Isaac. Falta Juan, hijo mayor, que vive con su esposa e hija en otro lugar.

Quedarnos en esta casa fue una bendición. Además de pasarla genial, compartimos muchas charlas muy interesantes. En algunas casi nos agarramos de los pelos con Elizabeth (en la foto) por debates de ideas políticas y el rol del cristiano en la sociedad, pero todas fueron muy interesantes. Todos en la familia son muy inteligentes y fue un placer cada "plática".

Juan (padre) tiene una carnicería, Eli hace los quehaceres del hogar y los 3 hijos ostentan títulos universitarios prestigiosos y puestos de trabajo en empresas súper conocidas. Los 3 tuvieron becas en una universidad como San Andrés. Pepe, además, tiene un cursillo hecho en Harvard, algo que la mamá cuenta orgullosa todo el tiempo. Acá en la foto nos está sirviendo un guiso super rico que no me acuerdo cómo se llama.

El caso de Pepe es especial, en realidad tenía un trabajo muy bueno en una multinacional y una carrera bastante prometedora, pero dejo todo eso hace unos meses para servir a Dios tocando en una banda de música cristiana. Por ahora vive de sus ahorros pero el proyecto es "dedicarse a la obra" tiempo completo. Para los que no son evange, aclaración: no quiere decir que se va a hacer albañil o constructor, sino que va a dedicarse a cosas ministeriales dentro de la iglesia. Justo cuando yo me iba lo convocaron para trabajar en un proyecto muy interesante, "God Story".

Se me ocurre dejar algunos motivos de oración para que el que quiera y pueda, esté orando por ellos:

Por el futuro de Pepe en esta decisión que acaba de tomar y la banda en la que esta tocando (están sacando un disco...)

Por el trabajo de Juan y Emmanuel, los otros 2 hnos.

Por Naomi, la única nieta de la familia, una chiquita de 4 años absolutamente brillante. Compartí con ella una tarde y estaba chocha que tenia 2 amigas argentinas.

Por toda la flia!! Para que Dios les devuelva con mayor generosidad todo lo que han hecho por nosotras.

1 comentario:

Milton! dijo...

Que grande Pepe! Contá como se llama la banda!