lunes, 24 de diciembre de 2007

Celebraciones de Navidad

Hola a todos...

escribo desde El Salvador, después de haberme pasado unos 20 días en Honduras. Ahí hice de todo un poco, y cuando tenga un tiempito y las ganas voy a contar lo que anduve haciendo.

Quería meterme para escribir algo de Navidad. No tengo mucho tiempo para hacerlo, y confieso que me hubiera gustado poner algo de eso que inspira, hace reflexionar, etc... de esas pocas cosas que uno reenviaría por mail a otros. Pero no me hice el tiempo para redactarlo así que mando algunas pocas líneas mientras unos amigos hacen algo más con la compu.

Quería decir por qué cosas celebro y por cuales NO celebro este año. En primer lugar, celebro estar viajando, y la posibilidad de vivir el festejo navideño en otro país. Celebro haber encontrado una familia hermosa salvadoreña que me recibe no sólo a mí sino a mis amigos argentinos Juampi y María (ya contaré de ellos en otra ocasión) para estas fiestas. Celebro haber hecho muchos amigos acá en El Salvador, con los que celebrar esta noche después de las 12. Celebro poder salvar las distancias con mi familia, y con el resto de mis seres queridos, a través de internet. Celebro -y agradezco- haber recibido por ese mismo medio no muchos pero algunos saludos para estas fechas, y sentirme recordada en estas merry christmass. Celebro que aquí también celebren Navidad, y que el mismo festejo esté extendido por muchos rincones de la tierra... si eso significa que de la mano de esa celebración llegó el mensaje de Jesús. Celebro que en mi vida la Navidad tenga otro sentido, el de recordar que Jesús vino a la tierra y que en esa misma fecha se concretaba el plan de reconciliación que Dios tenía pensado para la Humanidad. Celebro que ese nacimiento haya sido en un pesebre, es decir un lugar donde criaban animales, un lugar pobre y humilde, para que podamos recordar que Jesús no se anduvo con lujos en ningún momento de su vida, nisiquiera en su sala de parto. Celebro que Jesús se identificara siempre con los más marginados, humildes o rechazados por la sociedad, y que muchos cristianos recuerden eso en estas fechas, alcanzando aunque sea regalos o un poco de comida al que no tuvo la suerte de poder haber comprado pan dulce... o un abrazo al que lo necesita.

Lo que no celebro, es que en esta Navidad Papá Noel (santa claus) se lleve todo el protagonismo. No celebro que la influencia de los países del norte se extienda hasta en estas fechas, y que su máxima y más ridícula expresión sea tener un "Santa" abrigado hasta la coronilla también en Centroamérica. No celebro que para muchos esta fecha se haya convertido sólo en recibir regalos o comprar cosas a lo loco, no sólo para regalar sino para decorar, llenar la mesa de chucherías, etc. No celebro que ese paganismo se haya metido también en las familias cristianas, que dejen de lado el cumpleaños de Jesús para solamente regalarse cosas a ellos mismos. No celebro que muchas iglesias y cristianos hagan oídos sordos a la realidad de que Jesús nació pobre y se identificó con los necesitados, y en las navidades tiren la casa por la ventana de manera extravagante, en vez de compartir el pan con los que lo necesitan. No celebro que el capitalismo se haya devorado un festejo tan puro como la Navidad, que sin darnos cuenta lo relacionemos automáticamente con Papá Noel, el verde y el rojo, la nieve, el arbolito, los regalos... cuando ninguno de esos elementos estaban presentes en la 1er Navidad de la historia. No celebro que en muchas familias, solamente se tome esta fecha para juntarse y emborracharse, y eso a veces sea motivo de discordia y terminen lamentablemente menos unidos que antes de las 12. No celebro que se haya tomado la fecha para la joda total, para hacer fiestas para juntarse a descorchar y desconchar, sin reparar un segundo en el verdadero sentido de la navidad. Obviamente, celebro celebrar... pero todo en su contexto y su justa medida.


Eso nomás! Les mando un chinchín desde la distancia.

Ah, dejo el saludo más original que me mandaron hoy:

http://www.elfyourself.com/?id=1764018964

3 comentarios:

bambú dijo...

hey maggi, saludos por aqui...! que chido saber que todavía sigues viajando y bueno que estará está navidad bien linda fuera de casa... tal vez te acuerdes de mí... soy kiki de méxico (encuentros zapatistas) un beso.

Jonathan A. Aly dijo...

Magui! Hace tiempo que vengo entrando a tu blog. Me gustó mucho la entrada acerca de Einstein y también tu video en Tical (¡estabas tan asustada!).

También me gustó lo que escribiste para navidad. Y, aunque sea tarde, te deseo que tengas una muy feliz desde aquí (tengo esta extraña teoría de que se puede orar retroactivamente, jeje, algún día te la explicaré si quieres).

Espero que todo esta gran experiencia que estás viviendo te ayude a conocerte más, a conocer más a Dios y a conocer más al mundo que tanto necesita de ambos.

Te dejo una pequeña reflexión que escribí en mi blog acerca de esta importante fecha. Es más bien un poco de teología que de aplicación práctica, pero cada tanto no viene mal eso, ¿no?

http://ictusblog.blogspot.com/2007/12/el-propsito-del-sacrificio.html

Saludos!

Vicky dijo...

Yo ni siquiera saludo para navidad porque simplemente no creo en las fiestas. Pero tampoco compro regalos, no entiendo esa cosa de que hay que salir a comprar y regalar porque es navidad... que tiene que ver? Parece casi una obligación... ah! y tampoco armarmos el arbolito, aunque nos juntamos a comer con gente querida.