sábado, 12 de abril de 2008

Dos potencias se saludan: mi papá y El Salvador

Como conté la última vez, mi papá vino a visitarme en mi recorrido latinoam ericano (sólo por unos días, claro). Sacó un pasaje muy loco que le permitirá acompañarme en mi despedida de Centroamérica y mi cruzada a Colombia. Los primeros días de su viaje –que todavía está en curso, con todos los desafíos que eso nos genera a ambos - fueron en El Salvador. Allí lo esperé ansiosa para recibirlo en la casa de los Rodríguez y junto con ellos recorrer el Pulgarcito de América.

El reencuentro estuvo muy lindo, como era de imaginar. Yo extrañaba que me diera sus abrazos, y él extrañaba dármelos. Fue un flash al principio…no caía que lo tenía tan cerca. Pasada la emoción inicial, y sin que él pudiera descansar mucho, desde el mismo aeropuerto ya empezamos a pasearlo. No teníamos más que 3 días en “Sívar” por lo que había que meterle pata.

Esa misma noche lo llevamos a la Iglesia Bautista de Miramonte, a la que asiste la familia Rodríguez, y después de eso vinieron los tíos y primos a cenar. Creo que fue amor a primera vista: a mi viejo le cayó bárbaro toda la familia, y viceversa. Compartimos unos Havannas riquísimos y repartimos un par de regalitos.

Al otro día ya empezamos el rally alocado: junto con Marta, Milton y Adriana nos fuimos a visitar el Volcán de Izalco. Dicho volcán tiene una anécdota muy divertida en su haber: resulta que estuvo activo por siglos, echando lava y humo que quedaban muy lindos, y el mismo día en que se inauguraba un hotel muy paquete que habían construido en el cerro de en frente para vender junto con el hospedaje la vista maravillosa… dejó de funcionar. Se ve que no le gustó la popularidad, o fue la misma Naturaleza haciéndole pito catalán al negocio turístico que se estaba por abrir. Fuimos hasta allí con toda la flia, y el volcán pareció hacernos pito catalán a nosotros también. Si bien lo habíamos visto de lejos, cuando nos sentamos a tomar un café en una finca justito en frente suyo cayó una nubareda (¿?) total que nos cubrió todo el volcán. TERRIBLE! Como si hubieran tirado una cortina blanca delante nuestro, no se veía nada, ni el pie del volcán. No sacamos fotos, obviamente, por lo que pensé en graficar lo que veíamos.

Creo que en esta imagen de arriba hasta le hice precio, porque NI el pie de la montaña se veía (lo que estuvo muy interesante, igual, fue charlar con Manuel el empleado de la Finca).

Después del volcán nos fuimos a uno de mis lugares favoritos en El Salvador, el lago de Coatepeque. Está ubicado en el cráter de un volcán inactivo, y rodeado de montañas. Comimos en uno de los restaurantes de la orilla… en este muellecito que se ve aquí. Al regreso le dimos una vueltita a la ciudad de Santa Ana visitando la iglesia y el teatro, para después volver a la casa cansaditos.

Al otro día (día 2) salimos para el lado de la llamada Costa del Sol, a un ranchito cerca de la playa donde se nos sumaron la parte “Castro” de la flia (unos tíos y primos que adoro). Muy linda la playa, muy lindo el rancho, muy lindo momento… muy lindo todo menos la pataleta seguida de vómitos y fiebre alta que me agarró después de mezclar muchas comidas y rematar con un coco. Qué mala suerte!! No me había enfermado en 10 meses y tenía que terminar en cama tiritando al 2do día de mi viejo en Centroamérica! En fin.

El sábado (día 3), último día en el país, lo usamos para que yo me recuperar

a un poco a la mañana y para conocer el centro de San Salvador por la tarde. Nunca hablé mucho del centro de esa ciudad. Para los porteños, podría resultar rarísima la disposición del "downtown" salvadoreño. No tiene nada que ver con el centro de Buenos Aires, ya que si bien contiene las principales oficinas de gobierno, catedral, etc como en BA, las calles principales están in-va-di-das por puestitos informales. Es como si "La Salada"( popular feria al aire libre al Sur del Gran Bs As) se hubiera instalado en el radio comprendido por la Avenida

Córdoba, Avenida de Mayo, la Casa Rosada y la 9 de Julio...una locura. Se puede comprar de todo y hay casi "secciones". Una clarísima es la de películas pirateadas ("chafas"), con el surtido más variado que vi en mi vida: desde la última película de almodóvar, series yanquis viejas y muy nuevas, películas latinoamericanas antiquísimas, hasta por supuesto los últimos estrenos de Hollywood. Acá se ve alguna foto... se pueden divisar los puestos y la catedral al fondo. Mi viejo la recorría con ojos sorprendidos, y yo más acostumbrada porque ya había ido. De todas maneras no es una zona que haya visitado mucho, la vida de la ciudad no pasa necesariamente por allí así que en mis casi 5 meses de estancia (!!) en El Salvador sólo habré ido unos 3 días. Casi ninguno de mis amigos frecuenta esa zona tampoco. Ah, vale destacar que todo el centro es un habanico de olores, colores y sabores. Mi viejo quedó particularmente shockeado por el pasar de los buses urbanos, todos pintados y largando un humo terrible. Ya nos fuimos del Salvador pero me sigue mencionando eso. Más luego nos fuimos al aeropuerto, con destino a San José de Costa Rica, donde paseamos por otros 5 días.Allí nos sacamos esta foto con Milton, Adriana y Marta.

Ya llegamos a Panamá, pero ando un poco retrasada con los relatos.


ERRORES DEL BLOG NO ME DEJARON SUBIR MÁS FOTOS QUE TENÍA PENSADO PONER PERO APENAS PUEDA LO CORRIJO. saLudoS!!

3 comentarios:

Andrea dijo...

Besos,

Anónimo dijo...

Ha pasado tiempo de mi primer polémico comentario, pero mi poco tiempo libre no me ha dejado responder del modo que quería. Mas allá de eso, y de que no es lugar para diatribas, elaboro una rápida respuesta ya que me interesa genuinamente hacerlo.
Leyendo tu respuesta a mis dichos, mi valorada Magui, quiero contestar a los muchos que han opinado y a vos. Lo hago porque me demostraste que te interesa, y porque me parecieron extremadamente absurdos e hipócritas algunos comentarios, y no quiero dejarlos pasar: EXPRESAR PENSAMIENTOS tiene consecuencias, y hay que hacerse cargo de ellas.
Primero: no importa si Magui, Teresa, Eduardo, Miguel, Saulo o Melquisedec... NO es personal mi planteo, y es a los cristianos postmodernos a los que me dirigí. Cristianos Postmodernos? Los que no salieron de la sociedad de consumo actual, los que se quedan en ella para "salvar almas", los que no tienen los huevos para aceptar el mensaje revolucionario de su Mesías.
Palabras de su Cristo:

"Déjense de acumular riquezas en la tierra, donde la polilla y la carcoma las echan a perder, donde los ladrones abren huecos y roban".

Acumular riquezas no sólo es sinónimo de codicia. No, no. Es una búsqueda de seguridad! Que patada en las gónadas aceptar esa cruel verdad no? Su Cristo refuerza:

"Por eso les digo: no anden preocupados por la vida, pensando qué van a comer o a beber; ni por el cuerpo, pensando con qué se van a vestir. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?"

Muy cojonudo el nazareno. Desafiante ante los religiosos de su época, pero aleccionador para los que querían seguirlo. Y remata:

"Fíjense en los pájaros: ni siembran, ni siegan, ni almacenan; y sin embargo su Padre celestial los alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellos? Y ¿quién de ustedes a fuerza de preocuparse, podrá añadir una hora sola al tiempo de su vida?".

KO. Les pide que no se "afanen" (perdón por usar ese término pero me encanta decir palabras evangélicas como: concupiscencia, olor fragante, yugo, ministrar, impacto, etc ... no es una burla, sólo que encuentro en el cinismo la mejor forma de exponer verdades a quienes no quieren aceptarlas).
Volviendo, ÉL les pide que no piensen en su seguridad, que él va a velar por ustedes. La seguridad exige arraigo, y es JUSTAMENTE lo que el nazareno quiere que no hagan. Quiere que sus seguidores sean flexibles, y adustos.

"El que quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos” (Mc 9,35)

¿Cómo ser el último de todos si se tiene un puesto de jerarquía en el mundo burgués? ¿Qué Jesús no se refiere a lo económico? ERROR. ¿Por qué es tan difícil de aceptar que habla lisa y llanamente de lo económico? Porque los obligaría a volverse a Cristo de verdad, a ser un real seguidor de él. Por esos urden artimañas y parafilosofía religiosa para dar vuelta todo y qué parezca que el pobre nazareno sieeeeeempre se refiere a pobreza de espíritu cuando habla de ser pobres. ¿Que hizo ÉL como ejemplo? Se humilló, les lavó los pies a sus discípulos, y como broche de oro: murió en la cruz por los que lo insultaban e ignoraban. ¡¡¡NO FUE FIGURATIVO!!! ¿Que sería para un cristiano dueño de empresa o jerárquico ser el último? ¿Darle un bono a sus empleados? ¿Pagar horas extras al 100%? NO. Sería mas bien compartir las ganancias con ellos. Ser un empleado más siendo jefe. Ganar menos que el mas bajo de sus empleados. ¡Por favor, no se queden en la acción que estoy representando, quédense en el hecho! ¿¿¿Quieren ver vidas transformadas??? ¿¿¿Quieren cambiar al mundo??? ¿¿¿Quieren ser tapa de los diarios y que el mensaje de Cristo impacte vidas en la Argentina??? ¡HAGAN ESO! Sean como Cristo. CÁGUENSE en la guita! ¡Que el pastor ponga una carpa en el fondo de la iglesia y que regale su sueldo! Si alguna iglesia o algún cristiano hace algo así, NO DUDEN que se cambiarían millones de vidas.
Pero no, no podría nadie esperar que hagan eso. Son "cristianos postmodernos" lo único que existe en este mundo, salvo contadas excepciones (ejemplo: por favor busquen datos sobre Corrie Ten Boom). Y lo que es peor, muchos de ellos creen marcar diferencia de sus "hermanos" tradicionalistas (que bello es atacar a los bautistas o a los pentecostales con sus cultos divididos por sexo o sus polleras, mantillas o cultos divididos, no?). Son cristianos bolches: votan partidos de centro izquierda, van los 24 de Marzo a la Plaza, ven con bellos ojos a las Madres y Abuelas, al Padre Mugica, y los mas zafaditos a Fidel, al Che, a Cuba, a los revolucionarios de armas tomar, etc., etc. ¿Que duro es aceptar que cristo-bolches y tradicionalistas son iguales, no? Que se aferran a su burguesía y que solo se ponen una boinita para burlarse de los dinosaurios. El CRISTIANISMO es una religión SIN MEDIAS TINTAS: al tibio Dios lo vomita de su boca. Si Jesús los hubiese querido inmersos en la sociedad, escondidos y camuflados, hubiese sido fariseo. ¿Honestamente, piensan que viviendo así mediocremente una religión aggiornada por la cobardía pueden llamar la atención de un Imperio Romano? Ni Caifás se enteraría de su existencia si Uds. fueran contemporáneos de él. Cristo murió en la cruz por todos, y exige entregar la vida. ¿Entregar la vida? Entregar la vida es humillarse, es ser pobre como él (a Florencia: el término "pobre" al que alude Jesús es un término que tiene que ver en gran medida con lo económico y también con lo espiritual. Tu explicación de pobreza fue fútil a nuestra conversa. Si te sirve, cuento que el término "pobre" que utilizo, se desprende de la de los capitales de Bourdie. Pero el tipo de discusión que se tuvo acá no es para personas que no hayan estado inmersas en el "mundo cristiano". No te estoy desmereciendo, sino que no tenés una idea acabada de lo que se está hablando acá... pero opinar, siempre se puede opinar... es gratis).
Yo se que es una cagada oír estas palabras, y seguramente quedaré aún mas como "agresivo". También se que mi prosa es agresiva aunque no sea mi intención serlo (releyendo mi observación sobre el término "pobre", reconozco que para quien no me conoce sueno como un sádico ególatra sabelotodo, pero difiero mucho de ese personaje). Se que éste es un blog donde escribe tu familia, tus amigos, y gente que te admira, por lo tanto es de esperar que “te besen el trasero”, no tu familia porque ellos te aman aunque seas la hija de Robledo Puch y eso está bien, pero los tantos evangélicos postmodernos de los cuales sos bandera no deberían hacerlo. Bueno, me comprometo a seguir esta charla con vos en privado, y sin exponernos más. Pero en este caso quería explicar mi posición.
Puedo imaginar por las diversas reflexiones que leí en tu blog que estas cosas que digo martillan tu cabeza, y te hacen cuestionarte cosas y dudar, mi estimada Magui, ya que te imagino un ser pensante. Pero la duda, la verdadera duda, esa que hace nido en el corazón del ser humano pensante, inconformista, inteligente, que no teme el replantearse las cosas hasta el punto de tener que cambiar sus creencias si es que luego de años las halló falsas, ese que no teme a barajar y dar de nuevo porque sabe que los límites de la mente se van quebrando con cada nuevo conocimiento, esa “duda” no tiene lugar en la religión. Lamento decir que NUNCA un homo religiosus abrirá la puerta a pensar “¿Y si estoy equivocado en lo que creo?”, ni tampoco aceptará que lo que con tanta pasión vivió, y lo que con tanto ahínco construyó, sólo fue un castillo de naipes si es que lo descubre. No, no hay lugar para esa duda. ¿Si hay lugar en el corazón de un agnóstico para creer que tal vez exista un dios con características bíblicas? Sí! Claro que existe, es parte de la honestidad intelectual. No quiero extenderme más, fue un gusto haber discutido con aquellos que expusieron ideas.
Magui, seguramente en otro contexto hubiésemos sido grandes amigos.
Adiós.

Vicky dijo...

ajjajajajajaaja que ternura ese dibujito!!!