jueves, 10 de abril de 2008

La boya que espera, desespera...

Hola a todos!!!

Escribo muy contenta desde El Salvador (*). Hace un montón que no subía nada y eso se debe principalmente a que estuve en lugares donde ya había estado, por lo tanto de los que ya conté, y además no estuve sacando muchas fotos.

El título del post se debe a que básicamente las últimas 2 semanas han sido de ESPERA aquí en El Salvador. Hace unos 20 días tuve la hermosa noticia de que mi viejo no se aguantaba más la extrañitis y me venía a visitar. Es entendible, ya voy por los 10 meses -casi 11- de viaje. Cuando partí no pensaba tomarme tanto, y además a este tiempo que ya pasó se le debe agregar el que me va a tomar recorrer Sudamérica (igual pienso hacerlo mucho más rápido y a mitad de año estaría seguro por Bs As).

Si bien con mi viejo vamos a ir hasta Colombia juntos, el pasaje que fue directo de tierras pampeanas (la tierra de mis amores) a tierras salvadoreñas (la otra tierra de mis amores). Viene acá a pasar 3 días, después seguimos por Costa Rica y Panamá en una carrera alocada de una semana y terminamos juntos en Bogotá. SI, UNA LOCURA... pero él fue el que sacó el pasaje y cuando me dijo ya lo había comprado.

Cuestión que cuando me enteré estaba en Guatemala y tenía planes de ir rápido a Panamá... pero como mi viejo iba a desembarcar en El Salvador... "ni modo", me tuve que quedar. Su fecha original de llegada era el 2 de abril así que estuve una semana en San Salvador esperándolo. Unos 3 días antes de volar se esguinzó el tobillo... quedándole éste del "tamaño de un salchichón" (mi vieja dixit), teniendo que cambiar el pasaje. La nueva fecha de llegada era el 9 de abril y eso me daba a mí otra semana de espera en la ciudad.

Decidí aprovechar el tiempo muerto yéndome a instalar a la costa a ver si podía mejorar un poco en el surf. A ver si queda claro: si me piden fotos de mí surfeando, arriba de la tabla, y no las subo... ES PORQUE NO HAY. Sólo hay de estas, de las que estoy afuera del agua. Aunque me estuve metiendo al mar, al principio lo hice con Boogie y cuando quise pasar a la tabla en que vas parado, no logré pararme. Todo el mundo me dice que es cuestión de tiempo y práctica así que por eso decidí irme a vivir a la playa por unos 5-6 días.

Salí el viernes hacia la playa el Tunco. Me quedé a dormir allí y el sábado ya empecé a surfear temprano. Me prestaron una tabla, me dieron muchas indicaciones mis amigos surfers locales, etc.. hasta ahí veníamos bárbaro hasta que me metí al mar y confirmé que aprender a surfear tomó el primer lugar en el ranking de "experiencias más frustrantes de mi vida".POR FAVOR COMO ME CUESTA!! Me metí al mar unas 10 veces y cada vez parece la primera. Ya aprendí a nadar contra las olas, salirme de la corriente, resistir cuando me canso, salir más o menos decentemente del mar... pero no a pararme. Me paro, me quedo por 1,5 segundos arriba de la tabla, y me caigo... sistemáticamente. Mi objetivo es poder pararme en cada ola y seguir hasta la orilla si quiero, pero aún no me sale.

Todo el mundo trata de animarme, todos los surfers me dicen que es cuestión de seguir probando, de frustarse al principio siempre, etc... con todo eso entro al mar cada vez, animada y pensando "esta vez sí, hoy sí me paro"... y siento que cada revolcada y cada ola me grita desde el mar: "esta vez NO, hoy NO". No puedo explicar la cantidad de pensamientos positivos que traté de tener cada vez, y la actitú de perserverancia que le puse. No sólo entré el sábado, sino que también domingo, lunes y martes... resultados? Casi nada. De hecho sentí que el martes es como si hubiera retrocedido. Para peor el mismo sábado, el primer día que me metía, rompí ferozmente la tabla prestada. Los días siguientes tuve que hacer con otra que también me prestaron (se nota que me quieren mucho mis amigos, no??), aunque más pequeña y por consiguiente aún más difícil de agarrarle la mano.

A los que están aprendiendo, los surfers más avanzados los llaman "boyas". Rebotan de un lado a otro, las olas se los revuelcan siempre, tardan años en subirse a una ola y cuando se suben la desperdician... etc. Digamos que soy una boya, y todo pareciera indicar que seguiré siéndolo por un tiempo. Aunque le puse mucha onda cada vez que me metí al mar,la verdad es que cada vez que salí, salí completamente frustrada. Por momentos revolié la tabla contra el mar cual tenista que pierde un match y tira la raqueta, y por momentos le pegué al mar como queriendo castigarlo. La boya, por momentos, se desesperó.

Lo que tuvieron de lindo los últimos 5 días, fue que los momentos que NO estaba en el agua, los estaba pasando con los amigos que me hice en la costa. Estuve un tiempito en el Tunco y otro en el Zonte, durmiendo en el hostal "Esencia Nativa", de una pareja buenísima onda que conozco ahí. Me trataron de 10, les usé el DVD para ver un par de películas y me hice amigos extranjeros. Me quedaron muy lindos recuerdos, aunque ninguno en fotos.

El último día del "trip surfero" que me pegué a la costa, volví a El Tunco, porque queda más cerca de San Salvador y un amigo me podía pasar a buscar por aí y traerme de regreso a la ciudad. Sentí que ya me estaba mezclando con los locales y que los conozco mejor, y me conocen. La gente allí es divina y tienen una vida hermosamente simple. La noche la pasamos jugando a una loteria de cartones con dibujitos... todos los de la cuadra, grandes y chicos, emocionados por ver quién cantaba primero "bingo". Me encantó sentir que me incluían, que además de tenerme como la piba que llegaba con los Christian Surfers, ya era más de ahí. Cuando el martes salía para regresar a la ciudad, varios me dijeron que volviera cuando quiera, que entre todos me iban a prestar tabla, hospedarme, y enseñarme hasta sacarme buena... y que dejara de ser boya.

(*) Ahora que ya volví a la ciudad, escribo contenta porque mi viejo ya llegó y tenemos por delante un par de días de turismo salvadoreño. Me hace muy feliz saber que va a conocer a mis seres queridos de acá y la vida que llevé por varios meses. Acá estamos esta tarde, cuando lo recibía en el aeropuerto.


Pido disculpas porque creo que la redacción debe estar espantosa y poco interesante. Es super tarde y como sé que ahora que voy a estar con mi viejo voy a pasar tiempo con él y poco en internt, quería dejar algo subido hasta nuevo aviso.

Un beso enorme!!!

4 comentarios:

pato dijo...

maguiiiiiiiiiii... buenisimo todo, como siempre, para mi... tenes que llevarlo a tu papa a surfear...
eso no puede tener desperdicio.
Espero que la pases bien estos dias.
te mando un beso, y te estoy esperando para ir a hacer parapente, jeje

Ivo dijo...

Magu la proxima te vas a para en la tabla!!!!! seguro!!!!

besote amigaaaa!!
ps. tokio es genial ya te contare mas...no puedo estar mas ocupado! pero feliz:D

El Colo dijo...

Magui, si GANO RACING podes pararte en la table. Todo es posible

Un Abrazo
Saludos a MI AMIGO Ruben
El Colo

kford5 dijo...

Está muy bueno tu blog!!

un abrazo,

kevin